Como elegir el aspersor de riego para el jardín

Elegir el aspersor de riego adecuado para nuestro jardín es sencillo si se tienen en cuenta una serie de factores.

Aspersor de riego para el jardín


Por lo general el riego de plantas o jardines se realiza antes o después de la puesta de sol, pero es muy importante, que pongas en funcionamiento el riego cuando no se esté utilizando agua en el resto de la vivienda. Así evitas una reducción en el caudal de agua que abastece la instalación.


Como elegir el aspersor de riego para una instalación existente


Si necesitas cambiar el aspersor de riego de una instalación ya existente, te recomendamos instalar el mismo modelo o elegir otro que ofrezca las mismas prestaciones en cuanto a caudal/presión y alcance del chorro. De esta forma te aseguras que el caudal de agua que abastece la instalación será el suficiente.

Como elegir el aspersor de riego para una instalación nueva o deficiente. 


Si estás pensando en realizar tu propia instalación de riego o necesitas cambiar el aspersor porque notas que el aspersor no trabaja con el rendimiento óptimo, tendrás que comprobar:

- Caudal de agua que ofrece la tubería de riego que tienes instalada.
Puedes calcular el caudal que ofrece la tubería llenando un cubo de agua.
Coloca el cubo de agua en una toma de agua del jardín y mide el tiempo que tarda en llenarse. Asegurate de saber los litros de agua que caben en el cubo.

Calcular caudal de agua en instalación de riego


- Presión de suministro.
Para conocer la presión de suministro debes conectar un manómetro a un grifo o toma de jardín. Una vez conectado, abre el grifo y toma nota de la presión que indica el manómetro.

Comprobar presión en instalación de riego


- Nº de aspersores que están o van a instalarse en el sector o zona, y que funcionan al mismo tiempo.
Dependiendo del tamaño del jardín, el riego puede estar o no dividido por zonas o sectores. Cuenta el número de aspersores que van a ir en cada uno de los sectores.



- Distancia que debe alcanzar el aspersor.
Mide la distancia de alcance que debe ofrecer el aspersor. Debes tener en cuenta que el chorro del agua debe llegar hasta donde esté instalado el otro aspersor para que todas las bases se rieguen. Esto es necesario porque cuando el vástago del aspersor se eleva, da una altura al chorro que provoca que parte de la base de éste no reciba agua. De ahí la necesidad de realizar el solape de chorros entre aspersores.

Alcance de los aspersores de riego



Para elegir el aspersor en una instalación ya existente, o en una preinstalación, una vez conocida está información, deberás dividir el caudal total de agua que ofrece la tubería, por el número de aspersores que necesitas. Con este dato y teniendo en cuenta la presión de servicio, deberás elegir el aspersor que ofrezca la distancia adecuada con el caudal disponible.

En caso de que sea una instalación nueva, deberás elegir los aspersores y ver el caudal que necesitan. Dependiendo del caudal necesario para cada aspersor y teniendo en cuenta el caudal total que pasa por la tubería deberás dividir o no el riego por zonas o sectores.

No se recomienda mezclar aspersores y difusores en una misma zona de riego porque no ofrecen la misma cantidad de agua y podrías provocar un riego excesivo en algunas zonas.

Una vez instalados los aspersores, asegurate de que instalas la boquilla más adecuada y realizas la regulación del aspersor de forma correcta.

Prepara tu instalación que la primavera ya ha llegado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada