Secatoallas mixto, eléctrico y de agua.

Con un secatoallas de baño podemos, calentar el baño o secar y calentar una toalla. 
Sin duda es un producto que nos ofrece varias funciones. 

Secatoallas baño



Dependiendo de la época del año en la que estemos su uso será mayor o menor. 

En instalaciones centralizadas de calefacción, es posible utilizar el secatoallas, en épocas más calurosas, para secar las toallas y evitar la humedad que acaba estropeando los tejidos. Para ello es necesario la instalación de una resistencia eléctrica. 
Esto es lo que se denomina secatoallas con funcionamiento mixto, porque podemos utilizarlo durante todo el año y puede ser utilizado con diferentes formas de energía. 

Hay que tener en cuenta las limitaciones de instalaciones para aparatos eléctricos en un baño y mantener las distancias adecuadas con respecto a la ducha, lavabos y demás componentes del baño. 

La resistencia eléctrica se instala en la parte inferior de los tubos verticales del radiador y se encargará de calentar el agua que hay en su interior. 
Cuando la calefacción esté parada, cerraremos la válvula y el detentor y conectaremos la resistencia a la corriente para que comience a calentar el agua del interior del radiador. 

Al tratarse de un circuito de agua cerrado no se crea practicamente cal, con lo cual el radiador y la resistencia no sufren deterioros. 

El kit de funcionamiento mixto, que se debe comprar junto con el secatoallas, incluye un accesorio que nos permite conectar en el mismo tubo del radiador, el detentor y la resistencia. 
La instalación es muy sencilla, tan sólo tenemos que preocuparnos por elegir la potencia adecuada a nuestro radiador, que dependerá principalmente de la altura y de la capacidad del secatoallas.
Observar el esquema de montaje

Kit funcionamiento mixto secatoallas


Por lo general las resistencias suelen ser de 350/400, 650/700, 900/1000 W, dependiendo del fabricante. 

Los kits de funcionamiento mixto se pueden instalar en la mayoría de secatoallas convencionales, así que si crees que va a ser útil su doble funcionamiento, no lo dudes.

Limpiafondos eléctricos, reparaciones

Cuando vamos a comprar un limpiafondos eléctrico, es muy importante tener en cuenta su estructura para evitar posteriormente costosas reparaciones.

Hay que tener en cuenta que en los servicios de reparación online, cuando el limpiafondos no está en garantía, se tiene que pagar el envío y la posterior entrega del limpiafondos. También actualmente el simple hecho de realizar la revisión al limpiafondos para la obtención del diagnóstico de reparación, conlleva un gasto fijo que puede ir desde los 25 hasta los 60 euros. Este gasto se tendrá que pagar también en caso de que posteriormente no aceptes la reparación del limpiafondos.
Si tenemos en cuenta todo esto, el simple hecho de querer conocer cuanto nos podría costar la reparación del limpiafondos puede alcanzar los 100 euros.

Algunos limpiafondos eléctricos, permiten cambiar de una forma más sencilla los cepillos y las correas de desplazamiento. Éstos recambios de limpiafondos eléctricos suelen deteriorarse más rápidamente. Si te gusta el bricolaje, con un poco de información, podrás realizar tu mismo estas reparaciones.

Si nos fijamos por ejemplo en las diferentes estructuras, podremos observar que unas son más complejas que otras. Muchos de los usuarios de los Dolphin antiguos, como el Superkleen, Easykleen o Ultrakleen, solicitaban asistencia técnica para poder realizar el cambio de los cepillos, sin embargo esto no es necesario para los limpiafondos eléctricos actuales, como el Limpiafondos Pulit +, Typhoon o Hurricane. Los limpiafondos Vortex de Zodiac, presentan una estructura y conexión muy sencilla en los recambios.

Recambios limpiafondos eléctricos


Cuando pasamos a la parte eléctrica, cajas de control, motores, ..., sí es conveniente que el limpiafondos sea revisado por un servicio técnico autorizado. El limpiafondos es testeado de forma electrónica para localizar rápidamente la avería. Hay que tener en cuenta que éstas reparaciones no suelen ser baratas, por lo que quizá sea más conveniente comprar un limpiafondos nuevo.
Valora el tiempo de vida que haya tenido y a partir de ahí toma una decisión.

El coste de las reparaciones que puede conllevar un limpiafondos eléctricos es también motivo para elegir siempre el modelo adecuado a las dimensiones o características de la piscina.
Comprar un limpiafondos eléctrico que tenga más funciones de las que realmente vas a utilizar, puede resultar caro, por eso recomendamos siempre que elijas el modelo adecuado.

Principalmente los limpiafondos eléctricos para piscinas residenciales se dividen en 3 grupos:

- Los limpiafondos eléctricos que limpian solo el suelo. Por lo general son aptos para piscinas de hasta 60/80 m2 de lámina de agua, dependiendo de modelos. Podemos encontrarnos con modelos que se desplazan por la piscina de una forma aleatoria ( los denominados limpiafondos eléctricos) o preprogramada (limpiafondos electrónicos).

Limpiafondos eléctricos limpieza solo suelo



- Los limpiafondos eléctricos o electrónicos que limpian suelo y paredes. Son adecuados para superficies de hasta 80 m2 de lámina de agua. Incorporan varios programas de limpieza adecuando así la duración a la suciedad existente.

Limpiafondos eléctricos limpieza suelo y paredes



- Los limpiafondos eléctricos o electrónicos que incorporan mando a distancia. Son también adecuados para superficies de hasta 80 m2 de lámina de agua. Son los más completos en cuanto a programas de limpieza y además incluyen mando a distancia para poder realizar una limpieza manual del vaso haciendo hincapié en las zonas más sucias.

Limpiafondos eléctricos con mando a distancia


La limpieza de las paredes y la lámina de flotación del agua, puede realizarse manualmente de forma esporádica con algún cepillo. Ésta no suele quedar muy marcada si la orientación de la piscina es correcta y los skimmers están abiertos totalmente de forma que puedan absorver todas las pequeñas partículas que están flotando en el agua.

Por último os recomendamos revisar el limpiafondos antes de la temporada de verano para así tener el limpiafondos listo cuando nos sea necesario.

¿Que necesito para montar el radiador de la calefacción?

Ahora que está entrando el frío, parece que todos sentimos mayor interés por montar los radiadores de la calefacción, ya no hay más espera. O lo hacemos o el frío nos invade. 

Montar un radiador de calefacción es cosa de bricolaje no hace falta tener mucha experiencia. Así que os vamos a explicar a continuación cuales son las herramientas y accesorios que podréis necesitar. 

Si la instalación ya existe y lo que pretendemos es añadir un radiador nuevo al circuito de calefacción, tendremos que vaciar la tubería de agua para poder trabajar correctamente y poder unir el radiador nuevo a la instalación existente. 

¿Que herramientas necesitamos?

Herramientas para montar radiadores calefacción

- Un taladro, para poder agujerar la pared y colocar los soportes
- Un destornillador
- Un nivel, para comprobar que el radiador queda horizontalmente recto
- Una llave inglesa o llaves fijas, para colocar los accesorios y valvulerías. 
- Una llave allen, para regular el detentor, si corresponde.


¿Que materiales o accesorios necesitamos?

Accesorios para montar radiadores calefacción

Necesitaremos los siguientes accesorios para montar el radiador

- El radiador
- 1 o 2 juegos de soportes dependiendo del tamaño del radiador
- Reducciones y tapones para el montaje de purgadores y valvulerías
- 1 Purgador
- 1 Válvula y 1 detentor, para instalaciones bitubo y 1 válvula monotubo para instalaciones monotubo. 


Radiador de calefacción

Antes de comprar el radiador, recomendamos siempre realizar el cálculo de las necesidades caloríficas que tenemos.

Soportes para la fijación del radiador

Lo mejor es elegir modelos regulables, para así poder ajustar la posición final del radiador.  
Si el radiador mide menos de 1,20 cm. de ancho, será suficiente con 1 juego de soportes, si el radiador mide más de 1,20 cm. necesitaremos 2 juegos. 

Reducciones y tapones

Los radiadores de calefacción convencionales de aluminio, incluyen tomas de 1", por lo que necesitaremos reducciones a 1/2" para poder colocar las válvulas, detentores y purgadores, que por lo general llevan conexiones de 1/2". 
Hay que tener en cuenta a que lado van situados para elegir la rosca adecuada, ya que está varía de un lado a otro. 
Si lo prefieres puedes adquirir 1 Kit de montaje estándar donde tienes los accesorios necesarios y así evitas tener que estar comprobando que rosca necesitas para cada uno de los lados. 

Purgador

El purgador va instalado siempre en una de las tomas superiores del radiador. Por lo general a la parte contraria de donde esté situada la válvula de entrada de agua. 
Con el purgador expulsaremos el aire que se forma dentro del radiador y que impide que éste se caliente. 
Puede ser automático y manual. 

Válvulas y detentores

Imprescindibles en un radiador. 
Siempre utilizaremos una válvula y un detentor en instalaciones bitubo y 1 válvula monotubo en instalaciones monotubo
Antes de comprar  las válvulas y detentores para el radiador, tenemos que saber la conexión que necesitamos y para ello tendremos que ver el tipo de tubo y el diámetro que tenemos. 

Una vez montado el radiador, procederemos a conectar las válvulas y detentores con las tuberías. 

Y ahora, manos a la obra!!