Tipos de cristales de las mamparas de baño

A la hora de elegir una mampara de ducha es necesario acertar con las características de los cristales que la van a componer. Y es que una de las primeras cuestiones, que se ha de tener en cuenta a la hora de escoger una mampara es que existen dos tipos de cristales, por un lado está el cristal de vidrio y por otro el cristal templado o acrílico. El cristal más económico es el templado o acrílico, pero a su vez, en él se marcan mucho más las gotas y las rayas, provocando que sea más difícil de limpiar, y esto se debe a que es una especie de plástico translúcido, pero su ventaja radica en que los restos de jabón y agua se disimulan mejor, en este tipo de cristal.



Los cristales de vidrio se encuentran realizados en un cristal de seguridad, que en caso de que el cristal se rompa, este no lo hace en muchos trozos sino que se cuartea. A la hora de valorar la compra de un cristal u otro esta es una información a tener en cuenta, eso sí aunque sean más caros, las marcas de agua y de jabón se notan más en este tipo de cristal que en el cristal acrílico, pero también el cristal de vidrio es más fácil de limpiar aunque necesita de una limpieza más habitual.

El cristal de la mampara de cristal de vidrio es liso, mientras que las mamparas acrílicas pueden poseer dibujos serigrafíados.

En cuanto al grosor del cristal existen varios grosores entre los que se pueden escoger, pero siempre ha de ser un cristal cuyo grosor mínimo sea de 4 milímetros, mientras que para las mamparas de cristal acrílico este grosor mínimo ha de ser de 3 milímetros.

Los diferentes acabados del cristal, es una elección que va a depender del gusto del comprador, es por este motivo que existen cristales transparentes, satinados o serigrafíados como las opciones más comunes, pero en los cuartos de baño que son pequeños el cristal transparente va a ayudar a que la estancia gane amplitud, ya que con este tipo de cristal se eliminan las barreras visuales. En cuanto al nivel visual los cristales satinados o serigrafíados van a crear un ambiente mucho más estético, y también van a ofrecer mayor intimidad dentro de la ducha.


El cristal decorado, es el más habitual por parte de las fabricas y es que el cristal es decorado con arena a presión, con esto se logra que el cristal quede “rayado”, de esta forma el dibujo siempre va a permanecer y es más fácil de limpiar.

Cristales de color, son cristales tintados normalmente sin ninguna decoración, pero ya se van introduciendo en el mercado algunos cristales tintados que sí que cuentan con algún tipo de decoración.


Sistemas anti cal o de auto limpiado: Este tipo de cristal también es muy frecuente en los fabricantes, y es que se trata de una capa transparente que es aplicada al cristal por su lado interno, de este modo se crea una película protectora que va a evitar que la cal se acumule en el cristal, aunque no existe una fabricación estándar de este tipo de cristal, y es que dependiendo del fabricante se pueden utilizar polímeros, super fricción del cristal o productos químicos, no habiendo uno que destaque sobre los demás. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada