Filtros para estanques

Ahora que ha llegado el buen tiempo es necesario mantener los filtros para el estanque funcionando durante las 24 horas del día. El aumento de la temperatura del agua provoca el desarrollo de microorganismos y éstos deben ser eliminados. En las temporadas de primavera y verano, la filtración en los estanques es fundamental.

Con un filtro de estanque además de eliminar la suciedad visible que está flotando por encima del agua, realizaremos también la filtración biológica, es decir eliminaremos los microorganismos que no podemos ver y que perjudican el equilibrio químico del agua del estanque.
Si además el filtro incluye lámpara UV, evitaremos el desarrollo de algas.

Tenemos claro que la filtración mecánica se realiza a través de unos accesorios que están incluidos en el interior del filtro y que retienen la suciedad más grande. Pero, ¿como se realiza la filtración biológica?

Los filtros para estanques incluyen accesorios como biobolas, Kaldness, esponjas, zeolita, ..., que alojan o favorecen el asentamiento de bacterias favorables y que ayudan a mantener el equilibrio químico en el agua.
Estos bacterias son las que realizarán la filtración biológica del agua.

Kaldness con colonias bacterianas

Seguro que más de uno ha visto el Kaldness con este aspecto y le ha dado por sacarle brillo, jeje. 
Cuidado, no hay que confundir la suciedad. 


Esponjas filtrantes Oase
Las esponjas filtrantes, además de retener la suciedad, pueden alojar bacterias favorables. Dependiendo de la porosidad de la esponja serán favorables para el asentamiento de un tipo de bacteria u otra.
 



Zeolita para estanques
La zeolita es una piedra porosa, que puede utilizarse como medio filtrante en el interior de los filtros o esparcida en el interior del estanque. 


Cuando un estanque es nuevo, estás bacterias son inexistentes, se van formando poco a poco con el paso del tiempo, de ahí la necesidad de adquirir un filtro para mantener el estanque en perfectas condiciones, sobre todo en su inicio. Estas bacterias se encargan de transformar los nitritos y amoniaco, que son perjudiciales para plantas y peces, en nitratos, que son elementos nitrogenados que sirven de alimento para las plantas. De ahí, la recomendación de incluir 1/3 parte del estanque con plantas acuáticas.
Con las plantas acuáticas desaparecen los nitratos y evitamos que las algas, que también son plantas acuáticas, puedan alimentarse y desarrollarse.

Con el paso del tiempo las bacterias van aumentado su número hasta formar colonias, cuando más tiempo tenga el estanque más cantidad de bacterias tendremos.

También podemos añadir nosotros bacterias al estanque para conseguir antes el equilibrio químico, pero esto no evitará tener que utilizar un filtro.


¿Que debemos hacer para no destruir las colonias bacterianas?
Como con cualquier otro producto los filtros para estanque necesitan un mantenimiento periódico, hay que eliminar toda la suciedad que queda retenida en el filtro, hojas, bichos, ... pero debemos hacerlo de la siguiente forma;
Retiraremos la suciedad y después enjuagaremos los accesorios con la misma agua del estanque. ¿Por que? porque así las bacterias que se hayan formado seguirán permaneciendo en el interior del estanque.
Si limpiamos con agua limpia debajo del grifo, destruiremos las colonias bacterianas y éstas irán a parar al suelo o al desagüe y ésto, no nos interesa.

Otra cosa que no debemos hacer, es vaciar el estanque de agua para volverlo a llenar. En algunas ocasiones la suciedad se va acumulando hasta que el estanque se pone perdido y llegamos a la conclusión de que hay que vaciarlo.
Estaríamos con el mismo problema, al vaciar el estanque estamos eliminando todas las colonias bacterianas, con lo que al llenar el estanque otra vez, la filtración biológica será más pobre o inexistente, dependiendo de la limpieza que le hayamos dado al estanque.
Hay que mantener el estanque siempre limpio, eliminar la suciedad que queda retenida en los filtros y aspirar con un limpiafondos la suciedad que se vaya acumulando en el fondo.

Los filtros son indispensables para el mantenimiento del estanque, sobre todo al inicio cuando no es posible una filtración biológica natural y es por esto también, por lo que debemos utilizar filtros específicos para  estanques. Un filtro de piscina no realiza filtración biológica y para mantener el equilibrio químico en el estanque este tipo de filtración es fundamental.
Si además vas a introducir peces en el estanque, debes saber que hay que introducirlos poco a poco, un exceso de amonio podría matarlos y las concentraciones de amonio son más altas durante los 10 primeros días, que es cuando todavía no se han formado colonias bacterianas.

Un estanque, conlleva un proceso de creación y adaptación, no tengas prisa y selecciona bien los componentes.



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada