Cómo limpiar la ducha de la piscina

Las duchas de las piscinas están expuestas a muchas adversidades climatológicas. El viento, la lluvia, la nieve, el frío, el calor... son muchos los cambios que las va afectando y como consecuencia lo que hace que se vayan deteriorando, por eso, es muy importante la limpieza y el cuidado de las mismas.



Ducha de piscina
Los grifos son uno de los elementos que más se utilizan. Para limpiarlos, puedes remojar un trapo o toalla en vinagre y envolverlo, poner una goma y dejar actuar durante una hora. A continuación, pasa un paño suave, verás como el grifo queda impecable.
Como podrás ver en este artículo, el vinagre es un gran aliado en la limpieza de la ducha, además de natural. Rociar vinagre blanco en las ventanas y las puertas de la ducha, ayuda a quitar las manchas minerales dejadas por el agua dura. Puedes utilizar el vinagre sobrante blanco para eliminar la cal de vidrio o de los azulejos.

Las cabinas y suelos se deben desinfectar diariamente con detergente y desinfectante bactericida, fungicida, viricida. Después aclara con agua. Son los lugares que suelen presentar mayor contaminación y riesgo de contagio.
También es recomendable, que en las tuberías de desagüe, por donde va mucha cantidad de suciedad (pelos, arena, hierba...) se aplique algún producto para que se mantengan siempre limpias y no se obstruyan.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada