Por qué poner un termostato en casa

El termostato, es ese pequeño dispositivo de mano que nos ayuda a controlar los sistemas de calefacción y aire acondicionado en nuestra casa, sobre todo de calefacción. La calefacción, es una de las cosas que más sustos da a nuestro bolsillo, pero tiene el mayor impacto en cuanto comodidad y calidad de vida. Y es que... ¡qué bien se está en invierno calentito en casa!

Termostatos de calefacción
En estos tiempos de crecientes precios de la energía, es posible que te interese ​​ver cómo funciona el termostato o si no lo tienes hacerte con uno. Lo creas o no, es sorprendentemente sencillo y contiene una tecnología muy avanzada que además, te va ayudar a reducir el consumo.

Con los termostatos el confort  está a tus órdenes.
Actualmente la mayoría de modelos son digitales. Los termostatos digitales programables y no programables están diseñados para maximizar el rendimiento de su sistema. Ahorrará en consumo y obtendrá el máximo confort. 


Existe una amplia oferta de termostatos para calefacción con una gran variedad de precios, por lo que seguro encontrará el que mejor se adapta a sus necesidades.

Hay que tener en cuenta algunas cosas básicas a la hora de realizar la instalación. El termostato se tendrá que colocar en la estancia de mayor uso y nunca deberemos situarlo cerca de puertas, ventanas o zonas de paso, ya que es donde más corrientes de aire se producen y como consecuencia, donde la temperatura variará de forma más frecuente.
Una de las estancias donde se suele instalar, es en el comedor o salón.
Si va a ir instalado en la pared, lo ideal es dejarlo a una altura de 1,5 metros desde el suelo.

Con un termostato, dejará de estar pendiente de su calefacción y disfrutará del máximo ahorro y confort.

No hay comentarios :

Publicar un comentario