Termostatos para calefacción

Si queremos ahorrar y mantener la casa caliente, es conveniente instalar un termostato para controlar la calefacción. Al mismo tiempo, cumpliremos con las normativas que marca la ley en cuanto a control de temperatura y ahorro energético.

La instalación de un termostato para calefacción, no es nada complicada. Si tenéis algún conocimiento de electricidad quizás hasta lo podáis instalar vosotros mismos, si no os aconsejamos solicitar los servicios de un instalador autorizado.

Dentro de los diferentes modelos, los más comunes son:

- Termostato manual: Su funcionamiento es muy sencillo. Con él podremos encender o parar la calefacción y regular la temperatura.

Termostato manual para calefacción


- Termostato programable semanal: Con estos termostatos tenemos la posibilidad de programar una temperatura para cada día y con diferentes intervalos, es decir, podemos indicar que el Lunes queremos que la calefacción se encienda a las 8 con una temperatura de 18º y que a las 13:30 pase a una temperatura de 20º, dependiendo del modelo podremos realizar más o menos cambios de temperatura.
Termostato programable semanal
- Termostato programable semanal inalámbrico: Presenta las mismas características y funcionalidades que el modelo anterior, con la ventaja de que se instala sin cables y puedes cambiarlo de estancia sin necesidad de obras.
Aclararemos que el termostato funciona sin cables, pero el receptor si va cableado a la caldera.
En todo caso, nos evita tener que instalar nuevos cables en el comedor, salón o cualquier otra estancia donde quede fijado el termostato.



Termostato programable semanal inalámbrico

Además de la comodidad y el control total sobre el funcionamiento de la calefacción, algunos modelos tienen la posibilidad de poderse controlar mediante un módulo de acceso telefónico, con lo cual podremos conectar la calefacción antes de llegar al domicilio y tan sólo disfrutar de una buena temperatura cuando lleguemos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario