Cómo proteger tu piscina en invierno

Cuando acaba el verano, las horas de jardín acaban con él. Toca recoger todos los elementos del patio o porche, y con ello toca también despedirse de la piscina hasta la llegada de las altas temperaturas. Pero, ¿qué hacer con la piscina en invierno? ¿cómo mantenerla?

Fondo de piscina
Aunque durante el invierno no utilicemos la piscina, no debemos descuidar el mantenimiento de la misma, por ello os vamos a dar unos consejos sobre cómo cuidar la piscina durante el invierno. Un tópico es vaciar la piscina cuando acaba la temporada, pero la realidad es que sólo hay que hacerlo cuando se van a realizar mejoras en su interior, sino es así, se recomienda mantener el agua de la piscina durante todo el año. Así, además de cuidar el medioambiente, también ahorrarás y no tendrás que llenarla al año siguiente. 

Puedes optar por poner una cubierta para la piscina o simplemente dejarla al descubierto. En este último caso debes seguir el tratamiento de desinfección para mantener el agua, aunque ya os confirmamos que el consumo de cloro va a ser mínimo. El agua en invierno está fría, con lo cual se desarrollan menos microoganismos y algas unicelulares, lo que hace que su mantenimiento sea muy sencillo y económico.  


En el caso de que vayas a instalar una cubierta de piscina, es conveniente que conectes la depuradora al menos 1 vez al mes para que recircule el agua de la piscina.
Si vas a tener la piscina descubierta, es conveniente que mantengas la depuradora una horas al día para que vaya filtrando la suciedad y retirar también las hojas del fondo de la piscina.

Además de los cuidados semanales básicos, también debes controlar el valor de pH de la piscina.

No hay comentarios :

Publicar un comentario