Qué errores no cometer en el mantenimiento de nuestra piscina

Una piscina es uno de los mejores lugares de ocio que existen, y más aún en verano cuando el calor aprieta. El mantenimiento de nuestra piscina es una parte esencial para poder disfrutar de ella. Es cierto que no deja de ser una obligación, pero si no se descuida y se evitan los errores más habituales en su mantenimiento, no es un proceso complicado. Es mejor tener en cuenta los errores de mantenimiento que otras personas cometen con cierta frecuencia, para así poder hacer las tareas de mantenimiento de nuestra piscina con mayor acierto.

En el suelo de la piscina se concentra mucha suciedad
Hay varios errores de mantenimiento más comunes y que conviene evitar. Por ejemplo, descuidar el control del pH y de los niveles de cloro. Dejar esos dos parámetros descuidados, puede suponer que surjan problemas que luego habría que tratar y que generarían más gasto. Debería haber entre uno y dos miligramos por litro de cloro, y el pH debería estar entre 7,2 y 7,6. Bajo ninguna circunstancia hay que permitir que el valor del pH sobrepase el 7,6 porque los productos químicos pierden su eficacia.

En el caso de piscinas de poliéster, es muy importante utilizar productos químicos exentos de cobre, ya que los metales pueden dañar la superficie.
La alcalinidad es un aspecto importante a tener en cuenta. Un exceso de cal en el agua provoca el aumento del pH.
 

Por supuesto, existen más fallos posibles que se pueden cometer en el mantenimiento de una piscina, pero los expuestos aquí son algunos de los más importantes a evitar. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario