¿Aspersor o manguera para regar el jardín?

En el blog de aquaBazar ya hemos hablado en muchas ocasiones sobre los cuidados del césped. Una de las cosas que no se nos puede pasar por alto, es regar con frecuencia nuestro jardín. Eso sí, a la hora de regarlo, hay que tener en cuenta una serie de premisas claras para realizarlo de la forma adecuada. Pero, ¿cómo hacerlo, con aspersor o con manguera

Aspersores en zona ajardinada
Está claro, que si no quieres estar todo el día encima del jardín o no tienes mucho tiempo, los aspersores son la mejor idea. Dependiendo del presupuesto que tengas, podrás o no realizar una instalación de riego con programador. Si tu presupuesto no es alto, puede elegir un aspersor manual para no tener que estar aguantando la manguera, pero tendrás que ir cambiando el aspersor de sitio para que llegue a regar todas las zonas.
Para determinar la duración del tiempo requerido, para mojar la zona de la raíz del césped, lo que puedes hacer es poner a funcionar los aspersores durante 15 minutos y posteriormente cavar un hoyo pequeño en la tierra para determinar cuánto se nos ha humedecido el terreno. Así sabrás durante cuánto tiempo deberás regar.

El riego debe humedecer el suelo a una profundidad de unos 20 a 30 centímetros para un jardín casero. Esta es la zona activa de la raíz del césped. La duración del tiempo de riego y la cantidad de agua necesaria para humedecer la zona de la raíz depende del tipo de suelo y del sistema de irrigación.
 
Con la manguera se produce un riego menos uniforme y puede que si no tienes el accesorio de riego adecuado para que el chorro de agua salga repartido, se te creen charcos, y si se te inhunde el jardín, es un poco engorroso, por lo que es conveniente que adaptes la manguera para que el agua siempre llegue uniforme. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario