En abril aguas mil… ¿qué pasa si se inunda el jardín?


El refranero popular no siempre acierta, pero al menos siempre está ahí. Con la llegada del cuarto mes del calendario y acompañado de la primavera, en el mes de abril, el agua comienza a hacer presencia durante muchos días. A veces nos encontramos con días donde la inexistencia de calor o de sol hace que la abundancia de agua se acumule en el jardín, ¿qué hacer entonces?

Crear drenajes es una solución frente a la inundaciones

No existe ninguna planta ni árbol para plantar que nos ayude a absorber toda esa agua. Añadir más tierra sobre el terreno nos puede ayudar en algunas ocasiones pero no siempre.  Uno de los sistemas más sencillos  para quitar el agua de tu jardín es drenarla, para ello si no lo tenías construido tienes que crear un drenaje que permita que el agua no se estanque. Tienes que comprar unas cañerías que son las que transportarán el agua hacia otro lugar para que se pueda drenar. Para eso, es conveniente crear una zona más baja que será hacia dónde va el agua y de ahí, conducirla hasta dónde tú la quieras llevar. Esa parte hay que procurar que siempre esté limpia y no quede obstruida porque si no no se podrá llevar a cabo su misión.

 Si usted tiene un suelo que drena bien, generalmente éste termina por absorber el agua estancada. Si el suelo es más bien arcilloso, entonces el agua permanecerá ahí y el terreno debajo de ésta se volverá cada vez más compacto y menos absorbente. Cuanta más agua se estanca, más empeoran las facultades del terreno para absorberla.

No hay comentarios :

Publicar un comentario